domingo, 20 de diciembre de 2009

¿Quién le pone el cascabel al gato?


Ya es hora de reaccionar...

El EDITORIAL publicado en la revista para radioaficionados, ¡EUREKA! del mes de noviembre trajo múltiples y muy buenas reacciones de los radioaficionados que lo leyeron. Aunque no quisimos opinar sobre el asunto, la verdad es que el decaimiento que muestra la grafica que incluimos refleja un gran deterioro en las filas de la radioafición de Puerto Rico. Pretender decir que esto está sucediendo en Puerto Rico solamente sería mentir... en otros lugares sucede algo parecido.

No es nuestro interés arreglar el mundo pero sí lo es cuando tratamos de indagar qué es lo que nos está pasando y qué pasos debemos tomar para remediar el problema y cambiar la tendencia negativa de la grafica.

Hemos leído el parecer de algunos radioaficionados en los distintos foros pero la gran mayoría permanece silente. Este silencio precisamente, es uno de los problemas que causan el deterioro. En un asunto tan serio como este nos parece que la mayoría silente debe dejarse oír. Permanecer callados nos hace parte del problema cuando debiéramos ser parte de la solución. ¿A qué o a quien tememos?
Parece que a nuestra comunidad le pasa lo mismo que todas las demás organizaciones, incluyendo al gobierno. Escogemos unos supuestos líderes con el propósito de que nos guíen por el sendero correcto y minutos más tarde alegamos que se están haciendo cosas que no nos consultaron. No bien una persona con la mejor buena fe se presta para ocupar un puesto de liderazgo, siempre aparece alguien para criticarlo y entorpecer sus acciones pero sin sugerir soluciones. Resultado... nadie se presta para dirigir una organización y terminamos poniendo las riendas de nuestras organizaciones en manos de mediocres incapaces de tomar la batuta de líder. Tan pronto lo hace surge otro listo para comenzar las criticas. ¿Será esta la razón para que verdaderos líderes se nieguen a participar? ¿Quién tiene la culpa de este deterioro rampante? ¿Quién se atreve ponerle el cascabel al gato?

Es mi opinión que no debemos buscar al culpable, sabemos de sobra que no hay ética ni valores hoy día... ¡pero ese no es el problema! Debemos buscar la causa del problema y tratemos de remediarlo.
Primero hay que aceptar que en la unión está la fuerza... es hora de comenzar a pensar en unir la radioafición. La segmentación de los clubes en pequeñas células (entiéndase – un grupo reducido de personas que funciona de modo independiente dentro de una organización) no ayuda en lo más mínimo a la radioafición. Quizás sea el momento de pensar en una organización “sombrilla” que albergue a todos los radioaficionados de Puerto Rico sin tocar de forma alguna la autonomía de cada club. Esto se logra, como en muchos otros países ya existe, formalizando digamos por ponerle un nombre, un “Concilio de Clubes”.

Sería una organización compuesta por representantes de todos los clubes reconocidos que tendrían la encomienda de mantener a la comunidad de radioaficionados informada, de coordinar las actividades para que no haya conflictos entre las distintas actividades, de resolver controversias entre los distintos clubes, de mantener un Código de Ética y de representar a la radioafición ante los foros pertinentes. Esta organización parecida a una mini-naciones unidas, le daría fuerza a nuestro movimiento, ayudaría a que los radioaficionados disfrutaran de más y mejores actividades y como “en la unión está la fuerza”, lograría que el “radioaficionismo” fuera respetado y escuchado con respeto en todos los foros. Sé que este tipo de acción sería criticado y pisoteado por muchos pero sin lugar a dudas terminaría con los conflictos sin importancia que sólo ayudan a auto-destruir la radioafición dejando intocable la autonomía de cada organización que mantendría sus propios reglamentos y costumbres.

Desafortunadamente, nosotros como puertorriqueños tenemos la tendencia de imitar lo que otros hacen. Es por eso que nunca vemos un “carrito” de alcapurrias sólo en un lugar. No somos capaces de ingeniar nuevas ideas – “mono veo mono quiero” – como decían nuestros abuelos. Si a alguien se le ocurre montar un negocito de venta de piraguas, pronto veremos media docena de piragüeros peleando por un punto en una esquina del pueblo. Resultado... todos fracasan.
Si no resolvemos este asunto, la tendencia de la grafica seguirá cuesta abajo sin remedio y seguiremos quejándonos de lo mal que le va a la radioafición.

Le he sugerido al PRARL que considere la posibilidad de una reunión con los dirigentes de los demás clubes reconocidos con la intención de auscultar la posibilidad de formalizar una organización central que nos ayude a unirnos y evite la segmentación de la radioafición que tanto daño podría causar. Espero que todos los radioaficionados, con la mayor buena fe consideren esta propuesta aunque, claro está, debemos estar dispuestos a escuchar otras ideas que seguramente puedan surgir. Seamos parte de la solución y no del problema. La bola está en la cancha de todos. ¿Quién le pone el cascabel al gato?

Hasta la próxima
73,
Victor/KP4PQ

1 comentario:

Jorg dijo...

Felicitaciones.
Parece que estamos en el mismo tema que nos preocupa.
Lo invito a ver otros:
http://articulos-radioaficionados.blogspot.com/
73 cordiales
XQ4TMU